miércoles, 4 de junio de 2008

A DONDE ME LLEVE ESTE PUERTO

Suenan Todos tus muertos, él insiste en escucharlos casi todos los días y la verdad es que a mi también me gustan, aunque quizás este momento en mí sonaría diferente... Cuando la música lo permite unas ranas nocturas que anoche no me dejaron dormir comienzan su canto... todo remixado por el sonido hipnótico de un ventilador que no ha parado desde que llegamos a la casa.
Menos de 100 metros me separan de la bahía, no veo el mar desde aquí pero se que ahí está.. hoy un poco revuelto por la tormenta que anoche cayó con fuerza pero que disfruté como cuando era chica, con la puerta abierta dejando entrar el olor a tierra mojada, correteando a las ranas y cangrejos que buscaban refugio en la casa.

Sentarme a ver el mar, dormir mucho... hacer el amor o simplemente tener sexo. Dejar que el sol queme los cuerpos, el agua salada lo adereza todo.


Tierra, agua y cielo

Acabo el post y Adelita suena en el ipod.. una gran versión.

3 comentarios:

Maria Cecilia dijo...

y si!!! ...en el mar la vida es mas sabrosa...no hay duda!!!
un relato que te lleva al lugar...y un lugar que todos necesitamos... natural...¿porque a veces nos alejamos tanto de lo que tendria que estar mas cerca?
te quiero
ehhhhh!!!!!

flor dijo...

¿por qué será que el mar, con su olor, su sonido, su arena tibia, caracoles, y tooooodo eso que solo tiene el mar, tiene ese poder único de hipnotizarnos, dejarnos en silencio, y en la soledad de nuestros pensamientos;felices, blanditas, serenas, como quisieramos ser siempre?

g. dijo...

:)